• El Buenos Aires de ayer - Argentina Mundo / España - Un castillo con fantasmas

    La mirada porteña de Enrique Espina Rawson va buscando rincones, descubriendo historias, relatando pasado. Esta vez se ha dirigido a la “Quinta de los Ombúes” de los Tornquist. Fervor x Buenos Aires  ha concertado el recorrido apoyado en fotos cedidas por Eduardo Gomes Moreira y otra sacada por Iuri Izrastzoff. Vamos hacia aquella Buenos Aires de una Argentina ya distante en el tiempo.

    El Castillo

    Enrique Espina Rawson  

    Hoy es la Embajada de Alemania, y sólo conserva de lo que fuera la quinta de Ernesto Tornquist, la arboleda original, los portones y la verja perimetral. La entrada principal estaba -y sigue estando- en la esquina de Luís María Campos y Olleros, y el serpenteante camino adoquinado llevaba hasta la extraña residencia ubicada en la cima de la pequeña barranca, desde donde, en esos tiempos, se divisaban los juncales de la orilla y el río. La “Quinta de los Ombúes”, tal el nombre de la propiedad, nos llevaría a imaginar a alguna señorial pero sencilla casa criolla de aljibe y galería. Nada de eso.

    El sobrecargado edificio- ya demolido- pretendía imitar un castillo por las almenas del techo y la torre, y la idea era interesante. Pero resultó ser, en la práctica, un castillo algo lúgubre, involuntario precursor de las siniestras moradas popularizadas en las películas de vampiros.

    Aspecto de la "Quinta de los ombúes" que mandó construir Ernesto Tornsquit en lo que era entonces las afueras de Buenos Aires, ArgentinaTan es así que en décadas posteriores, en las que la residencia estuvo abandonada surgieron en torno de ella las inevitables historias de fantasmas y aparecidos sobre las que daba cuenta la prensa sensacionalista, para pavor de niños y sirvientas del barrio que evitaban pasar de noche por las oscuras veredas del castillo embrujado.

    La incierta zona, en esos años, era el deslinde entre Palermo y Belgrano, y ya comenzaba a poblarse de mansiones similares. Esta no era, claro está, la residencia permanente de Ernesto Tornsquist y su familia, sino una especie de desahogo para el verano, y espléndido marco de elegantes fiestas y saraos.

    Un acontecimiento extraordinario se desarrolló en ella el 17 de octubre de 1908. De sus jardines despegó el “Pampero”. Era un inmenso globo inflado a gas (hubo que instalar cañerías y una usina de gas para el llenado) y sus tripulantes dos “hombres-pájaros” como se los denominaba admirativamente.

    Uno era Eduardo Newbery, hermano de Jorge y otro el sargento Romero, voluntario del Ejército. Una multitud acampó desde la madrugada en los jardines y en las inmediaciones para ver inflar el globo, y como lo que parecía ser una lona de circo tirada en el suelo iba tomando forma lentamente hasta convertirse en un inmenso globo al que las amarras sujetaban al suelo para que no se elevara.

    "El Pampero", famoso globo aerostático de vida efímera y recuerdo largo, en las charlas con mate de las tardecitas porteñas

     

     

    Entre gritos y ovaciones los intrépidos navegantes subieron a la barquilla y finalmente, luego de interminables saludos se soltaron los cabos. Flamearon los pañuelos y durante largo se los vio elevarse y elevarse y dirigirse rápidamente hacia el sur. Quizás demasiado rápidamente. Algunas poblaciones de la provincia reportaron su paso. Nunca se supo más de ellos.

     

     

     

     

     

     

     

     

    Argentina al Mundo repasando la historia íntima de Buenos Aires, la capital de Argentina

    Otras Notas
    Radio Aldiser - Voz Argentina con Yosoytango y otros programas
    Palencia - Cuna de ancestros de San Martin y Villoldo
    El viaje a España de Evita - Eva Perón - Su trayectoria política
    Domingo Amaison en Argentina Mundo - Corriendo en Galicia y el mundo
    Homenaje a Buenos Aires - Argentina Tango de España
    Origen del Pericón Nacional - Argentina Folklore -Viajando por Asturias
    Japón - Coria del Río, Sevilla - Galicia y las Camelias - Argentina Mundo - España

    Vídeos
    Argentina Mundo en la Casa Museo de Cristóbal Colón
    Amigos de mi pueblo - Radio Municipal de General Baldissera
    Enrique Migliarini - Volver a Barracas y La Boca con Tangos
    La luz mala no es una leyenda - Argentina - Canarias
    Irene Aschero con Tangos en Galicia
    Angeles Ruibal canta y pone música a Yupanqui - Tiempo del hombre
    Aldiser recita La Maestra de Gagliardi en Pontevedra
    Europeas bautizadas como Argentina


    Eduardo Aldiser
    Canal Aldiser   Aldiser Radio  Argentina Mundo  Argentina Folklore  Argentina Tango  

    Argentina Es Tango / Grupo en Facebook

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos