• Argentina Mundo. Así comentan sobre el Papa Francisco en El País de España

    Una paisana nuestra, de Argentina en España, nos manda esta nota y titula el email: "El Papa Francisco visto por el diario "izquierdista" de España, El País". Como remarca esa característica que ya está superada en el mundo, quiero comentar unas cosillas, para asombro de muchos lectores de este prestigioso diario madrileño, el primero por tirada en estas tierras ibéricas. Su fundador fue un tal Manuel Fraga Iribarne que, con diez profesores amigos, se personó en la Notaría (escribanía), junto a Jesús Polanco, para que fuera el gestor económico. Cuando ya tomó impulso PRISA le vendieron las acciones por una peseta. El mentor periodístico fue y es José Luis Cebrián. Su padre era el secretario general del sindicato de periodistas franquista y él mismo, a sus 19 o 20 años, escribió en el diario Pueblo una apología sobre Francisco Franco, que seguramente nunca la habrá más encendida y amplia en elogios. En realidad podemos decir que es un diario "progre". El galleguísimo Don Manuel puso la piedra fundamental, porque sabía que había que crear un medio para representar a un sector que volvería al ruedo con la democracia. Más o menos por el estilo se sacó de la manga a Felipe González. Pero sería largo de contar, porque espera la nota de Juan Arias "La Iglesia ha encontrado un líder ¿Y el mundo político?"  fechada el 30-3-2013 en El País  y que esta argentina amiga nos recordó.

    Anticipo la descripción real que hace el periodista y escritor Juan Arias, de la organización que tiene en el argentino Papa Francisco ahora mismo como su máximo representante, la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, donde católica significa "universal". Esta es su red en el mundo con un comentario previo con que la introduce:

    El Papa Francisco ante una bandera de la República Argentina que le presentan fieles católicos argentinos en su recorrida por la plaza del Vaticano, en Roma"Una vez Stalin preguntó cuántos ejércitos tenía el papa de Roma. Hablaba de armas, pero la Iglesia es un ejército con otras armas en sus manos, que empezaban a oxidársele. Es una institución, a pesar del peso de errores que arrastra, de las mejor organizadas del mundo, que cuenta con la friolera de 1.200 millones de fieles  -  un ejército de más de 1.000.000 de sacerdotes y religiosos  - con 114.736 instituciones asistenciales en el mundo - 5.246 hospitales - 74.000 dispensarios y leproserías - 15.208 residencias de ancianos incurables - 1.046 universidades - 205.000 colegios - 70.000 asilos nido con 7.000.000 de alumnos - 687.282 centros sociales y 131 centros de personas con SIDA en 41 países".

    Me entrometo para comentar que, cuando los visigodos se hicieron desde Toledo con las riendas del gobierno de la península ibérica, tras la retirada de los romanos, les sobrevino a los pocos años una gran sequía y faltaba trigo, por lo tanto harina, en el reino. Preguntaron cómo hacerlo llegar a los necesitados y, en aquella baja edad media, la única institución estructurada que había era la Iglesia Católica con sus monasterios, iglesias, etc.

    Dice Juan Arias:

    "La Iglesia ha encontrado un líder ¿Y el mundo político? – La Iglesia ha sido más rápida que el mundo político. Ambos estaban hasta ayer en profunda crisis de identidad. La Iglesia hundida en sus escándalos vaticanos y convertida en un “fósil”, en expresión dura del teólogo brasileño Leonardo Boff, con sus iglesias vendidas para convertirlas en salas de fiestas nocturnas y los confesionarios en muebles bar. Y el mundo político se encuentra perdido en una profunda crisis, no sólo económica sino también de valores, huérfano de liderazgo, en plena revuelta civilizatoria sin saber por donde tirar. Ambas instituciones, la religiosa y la laica, se arrastran sin horizontes para sus jóvenes generaciones, dando palos de ciego.

    En ese panorama, la Iglesia, con sus dos mil años de historia, sus santos y demonios, sus inquisiciones y sus mártires de la caridad, ha conseguido encontrar un líder mundial cuando empezaba a resbalar por el barranco de la desesperanza. Y lo ha hecho a través de un puñado de cardenales, la mayoría ancianos y conservadores, reunidos durante dos semanas en Roma, sin grandes alharacas y revestidos de misterios y secreto, pero que se dieron cuenta que el eje del mundo ha cambiado, ya no es Europa, sino que se ha trasladado a los países emergentes. La Iglesia acabó viéndolo y se fue a buscar el nuevo líder a las Américas. “Me buscaron muy lejos”, subrayó significativamente el Papa Francisco al aparecer en el balcón la tarde de su elección".

    El Papa Francisco, nacido en Argentina, durante el Ángelus en una de sus alocuciones desde el balcón del VaticanoY continúa, tras otras consideraciones: "El papa Francisco le dice al rabino judío argentino Skorka, en su libro Entre el cielo y la tierra que a él “le gusta la política”, concebida como “la fuerza responsable del bienestar de la gente“. Le cuenta que cuando se encuentra con agnósticos y ateos “no les habla de Dios”, sino que les pregunta si están dispuestos a empeñarse en la lucha contra las injusticias  perpetradas contra los más desamparados del sistema, ya que eso le basta. “Sólo les hablo de Dios si ellos me hablan”, comenta.

    A una madre que desesperada, se le quejaba, en Buenos Aires, de que su hijo joven había abandonado la fe, el entonces cardenal Bergoglio, le preguntó:
    - “¿Sigue su hijo siendo una buena persona que se interesa por los demás?”
    - La mujer le dijo que sí.
    - “Entonces quédese tranquila. Su hijo sigue creyendo en lo que debe creer”, la consoló.

    Un líder así, puede crear esperanza en unos y temores en otros, ya que  está pidiendo a una Iglesia anquilosada y en buena parte aburguesada, que salga de la retaguardia para ir a combatir a la primera línea del frente, puede acabar convirtiéndose en una referencia mundial de lo que el teólogo Boff llama “un liderazgo no autoritario, de valores universales en el que lo importante no es ya la institución Iglesia sino la humanidad y la civilización que hoy pueden ser destruidas”.

    Remato volviendo a la estructura de la Iglesia. En el periódico Informaciones de Galapagar, Comunidad de Madrid, de mi amigo Jesús Calvo, un vecino y familiar suyo recordó años atrás la presencia social de la Iglesia en España. Lo hizo porque era la época de presentar las rentas de las personas físicas y, si uno quiere, se puede marcar para que un porcentaje se destine a esta institución. Como todos los años los "progres" hicieron campaña... (la hacen siempre y a toda hora), para que no se le diera un "duro" (cinco de las viejas pesetas, que se sigue utilizando como expresión). Este vecino puntualizó todo lo aportado y cuánto le costaría al gobierno central, los autonómicos y los ayuntamientos cubrir esa acción social. Lo hizo en un medio mucho menos conocido que El País pero igualmente respetable.

    Lo cierto que, siendo agnóstico, estoy entroncado por descendencia con el ahora San Juan Bosco, piamontés de Asti como mi abuela Ángela Bosco. Y el Papa Francisco es también de origen piamontés. Uno y otro aportan aire fresco a la Iglesia, cada cual en su momento. Es un paralelo para analizar con más palabras por delante. Sobre mi condición, mi nonna Angela decía en piamontés que "los Bosco, uno es santo y el resto diablos".

    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango  - Radio Aldiser
    Argentina Mundo  -  Aldiser Argentina Tango  -  Argentina Folklore Argentina Mundo en Facebook    Provincia 25 Argentina

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Eduardo Aldiser23/07/2013 08:30:32

    Es cierto lo que cuentas Norma... y es cierta también la frase de la nonna Angela, seguramente relacionada con hechos puntuales de su edad madura. En la familia se recordaba siempre que Miguel Bosco era casi un cura, que tenía a su cargo dirigir los rezos en la Iglesia de Santa Rosa de General Baldissera, etc. Fallecieron él y su mujer Teresa en el mismo año, con pocos días de diferencia, cada uno coincidiendo con las fechas en que se celebran en el santoral a ambos santos, el Arcángel Miguel y Santa Teresa. Miguel Bosco fue quien decidió emigrar, con un hijo varón, Juan Bosco, que tenía el hotel frente a la plaza, y seis hijas mujeres, a la que se sumo una séptima ya nacida en Argentina. Llevó ademñas a sus padres. Antonio, que era el pariente directo de Don Bosco, ya mayor especialmente para esa época, fines de Siglo XIX, falleció al poco tiempo, siendo de los primeros en morir de aquella caravana de piamonteses y otras familias italianas, a la que se sumaron españoles también ya en el primer momento.

    La historia de la inmigración europea y de sirios y libaneses del Valle de la Beká (escrito como suena) apenas se ha contado. Está llena de un heroísmo silencioso, amasado con mucho trabajo, haciéndolo todo. Recibián un trozo de la pampa (cordobesa en este caso) acotado. Al pueblo había que inventarlo, mientras se vivía bajos los carros con que los recibían en las estaciones de tren, Isla Verde también en este caso. Lo comento de memoria, se aceptan correcciones y cuanto se quiera ampliar sobre el tema. Saludos desde España

    Norma Cavina Lanfranco22/07/2013 20:15:23

    Me encantó la nota, el papa Francisco me emociona y da esperanzas para poder llegar a transitar un mundo mejor, Dios lo bendiga. Eduardo, soy prima hermana de Víctor Lanfranco, quien me confirmó la relación de parentesco entre nosotros.Yo me fui de chica de Baldissera y perdí un poco la conexión, creo que mi madre Teresa y la tuya eran primas. Me hizo mucha gracia el comentario sobre los Bosco, pero quiero decirte que mi papá, Dante Cavina, siempre me comentaba lo bueno y santo que fue el bisabuelo Miguel Bosco, en el pueblo oficiaba un poco de cura ya que no contaban con un sacerdote, por lo tanto creo que no todos por suerte fueron diablos. Es un placer contar con tus notas, un afectuoso saludo, hasta siempre.Norma

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos