• Dulce de leche - Argentina Provincias - Con Rosas y Lavalle

    La quietud reinaba en el Campamento. Todos dormían pero en la tienda de Juan una lámpara de aceite encendida permitía ver la sombra de ésta que se movía de un lado a otro o se sentaba, cavilando con la espesa barba de su rostro apoyada en la palma de su mano. De pronto se decidió, pues él era así de impetuoso, arriesgado; y debía transformar su pensamiento en acción sin perder un instante. Colocó la montura a su caballo y como a la 1 de la mañana de ese 17 de junio de 1829, solamente acompañado por su ayudante, emprendió la marcha hasta el Campamento de su rival, que distaba unas pocas leguas.


    Ancafilú y el Dulce de Leche
    Por César Tamborini Duca - Pampeando y Tangueando

    El galope de su caballo no le impedía continuar con sus pensamientos. Iba al encuentro de Juan Manuel para tratar de solucionar las disensiones y divisiones que aquejaban a la Patria; él, que había participado en más de 100 combates y escaramuzas por la libertad de un continente, estaba dispuesto a ceder protagonismo si fuera necesario para terminar con esa lucha fratricida que obstaculizaba la paz en toda la extensión de esa tierra que amaba.

    ¿Cómo estaría Juan Manuel?. Había sido su hermano de leche, cuando él nació lo amamantó unos días la madre de Juan Manuel, correteaban juntos de niños pero el destino les hizo seguir caminos distintos. Él había sido ayudante de San Martín como granadero en la Expedición Libertadora a Chile y Perú; fué el héroe de Junín, ya a las órdenes de Bolívar, mientras que Juan Manuel se había dedicado a la administración de sus extensos campos, donde tenía que imponer orden y autoridad entre los indios y los gauchos. Ahora hacía años que no veía a Juan Manuel ¿habría cambiado mucho?. Ese “gaucho pícaro” como lo llamaba Manuel.

    Manuel, antiguo compañero de armas al que hizo fusilar en Navarro hacía pocos meses, el 13 de diciembre de 1828; nunca podría quitar de su cabeza el fusilamiento de Dorrego, pero él estaba seguro que hizo lo correcto, aunque el recuerdo le quitara el sueño tantas noches, para él fue un sacrificio que hizo generosamente por el bien de su Patria. ¿Se habría equivocado?.

    Ahora el lugar de Dorrego en las simpatías federales era ocupado por Juan Manuel, su hermano de leche, ese “gaucho pícaro” bajo cuyas órdenes había miles de gauchos e indios en su Estancia de los Cerrillos, a los que sabía dominar. Tres mil indios habían aprendido en sus establecimientos a trabajar, a no ser ladrones y a no mentir. “Ancafilú” (así llamaban los indios a Juan Manuel en su lengua pampa), que se dirigía a los indios en su mismo idioma, utilizaba métodos severos para mantener la disciplina, y en una oportunidad en que él mismo perdió un lazo, se hizo azotar para dar el ejemplo; había que reconocer que con su obra de pacificación y de orden en la campaña había conseguido un alejamiento de los indios de la frontera, y fundó fortines que fueron el origen de poblados.

    Y los gauchos lo respetaban y amaban, porque él era el mejor gaucho, adquirió su prestigio sobre el lomo de los potros, durmiendo como ellos cobijado por las estrellas, con el lazo en la mano, con la indiferencia ante la sangre; había que ser el mejor gaucho para imponerse a éstos, y Juan Manuel lo era.

    Juan llegó al campamento de Juan Manuel en la estancia de Miller en Cañuelas (*)  (aunque hay quienes afirman que este episodio tuvo lugar  en la Estancia “San Martín” que Rosas poseía en Cañuelas, algunos autores dicen que ocurrió en la mencionada de Miller) y se dio a conocer a la guardia, por la que se hizo acompañar hasta la habitación de éste,  pero como no lo encontró pidió unos  mates y luego se recostó, sin quitarse las espuelas ni las botas, en la cama de su adversario.

    En la madrugada llegó Monserrat -la mulata que preparaba el desayuno- con su pequeña hija, y mientras calentaba la lechada (leche hirviendo con azúcar para el mate que tomaba Juan Manuel) en el fogón, escuchó un ruido en la habitación de su amo. Cuando se asomó a la puerta y vio a un desconocido durmiendo se llevó las manos a la cabeza y salió inmediatamente en busca de Rosas, encargando a su hija no dejara de revolver la leche para que no se quemara.

    Un poco después llegaba Rosas acompañado de la guardia que le había advertido de la llegada de Juan Lavalle, y al ver que éste dormía dijo, “Déjenlo descansar, es un valiente”, y un par de horas después cuando Lavalle despierta intuyendo la presencia de alguien, ve a Juan Manuel que estaba parado a su lado ofreciéndole un mate, mientras le decía “Duerme Ud. muy tranquilo”; Lavalle se incorpora en el lecho y le dice “Sí, General, sé que estoy en la tienda de un caballero y por eso he dormido así”.

    Se dieron un abrazo y continuaron tomando mate. Con otra lechada, pues cuando llegó de regreso la muy señorona y mandona vieja mulata de piel amarronada, la anterior había tomado prestado su color porque… ¡había nacido el dulce de leche argentino!

    Este artículo fue publicado enteriormente en la Revista “Imagen Argentina” (New York, EE.UU. 2008) y en el “Filandón”, (Suplemento Literario del Diario de León, el 4 de febrero de 2007).

    (*) Cañuelas, población de la Provincia de Buenos Aires, Argentina
    Imagen: Mateando de Alfred París, recogida de El Gauchoguacho

    Receta para hacer el dulce de leche argentino

    En una olla grande poner 3 litros de leche entera, ½ litro de agua, 1 Kg de azúcar, ½ cucharadita de bicarbonato. (Según el gusto, se puede agregar canela en rama). Cocer con fuego fuerte revolviéndolo poco con cuchara de madera; cuando tome el punto, disminuir el fuego y revolver hasta que espese y se vea el fondo de la olla.

    Argentina Mundo, por las provincias argentinas, sus pueblos y ciudades; folklore y tradición
    Argentina Mundo en Facebook - Provincia 25 Argentina - Aldiser Argentina Tango - Argentina Folklore

     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    ARMANDO09/06/2013 22:46:23

    No me gusta mucho la apropiación que hacemos los argentinos de cosas que parecen muy nuestras pero en realidad forman parte del conjunto, nos eneseñaron el individualismo inculcándonos la palabra patria, por ella vivimos, matamos y hemos muerto muchos. Cuando me refiero a la "apropiación" lo hago recordando algunas expresiones aquí en España "Festival Folclórico Argentino" y otras veces "Tango Argentino" ¿? Si nos ponemos a analizar el tango nació en el Río de la Plata y que yo sepa tiene dos orillas, que en una de las orillas vive mas gente? es cierto pero eso no da crédito para adueñarse de tamaña cosa. Soy Argentino, músico aficionado, canto milongas camperas, soy de Trenque Lauquen, lugar donde se inició una de las columnas que realizaron unos de los mayores genocidios muy recientes por cierto en nombre de la "Patría" y lo que me faltaba era escuchar que somos propietarios del dulce de leche, he indagado un poco entre mis cumpas sudacas como yo aquí en España y me he encontrado con que Chilenos, Bolivianos, Venezolanos, Brasileños, Paraguayos, Colombianos y Uruguayos conocen el dulce de leche. Yo no tengo la receta perfecta del dulce de leche pero la que hago es para rechuparse los dedos, si alguno quiere saber como es que me escriba a huellaypampa@gmail.com y le daré todos los pasos a seguir. Les dejo un abrazo Latinoamericano. Salud

    HAIDÉ DAIBAN08/06/2013 07:54:30

    Como me gusta la cocina y el buen comer también, he indagado un poco y me encontré con que : Manjar Blanco, se lo denomina al dulce de leche en España, se lo conocía en Chile, y no me cabe duda que es un dulce que además de delicioso y adictivo, no creo, no doy fe de que sea terminantemente argentino.
    No es light, por suerte, no tiene un color demasiado atractivo como los frutales, pero es aceptado y adoptado en todo el mundo. <no olvidar que con la facilidad de emigrar, hoy en día , es fácil introducirlo en cualquier mercado extranjero.
    Hay una cantidad enorme de recetas de cocina que lo incorporaron.

    Yolanda Solis Molina07/06/2013 23:56:47

    Que orgullo que dos de mis grandes amigos, nos ilustren con historia viva, contada y comentada con esa picardía criolla que tanto apreciamos los argentinos...llegando hasta el hueso de la índole de cada uno de ellos, con sus particularidades, equivocaciones o inquebrantables convicciones, que formaron ese fascinante rompecabezas de la historia. Con todo cariño, saludo a quienes aportan tanto opinando, instruyendo , educando a los que leemos con tanto interés a nuestro querido César. Yolanda Solís Molina--(Naló)

    Adolfo Zabalza07/06/2013 00:41:40

    SIEMPRE ES BUENO RECORDAR ESTOS PASAJES DE NUESTRA HISTORIA, CON ACIERTOS Y ERRORES CADA UNO DE LOS NOMBRADOS LUCHO A SU MANERA POR LOS INTERESES DE LA PATRIA.- REALMENTE NO HAY DUDAS DE QUE EL DULCE DE LECHE ES TAN CRIOLLAZO COMO EL PERICON NACIONAL.- GRACIAS POR EL ARTICULO Y UN ABRAZO DESDE ARGENTINA.- VASCO

    Rodolfo Leiro06/06/2013 22:21:37

    Una historia que al hombre argentino le sirve para meditar un poco y fuera de las coclusiones categóricas, se podrían recordar las palabras de Pedro Bonifacio Palacios (Almafuerte), cuando nos dice:

    /no sic) hay un rayo de luz en aquellas mas viles vilezas humanas......

    cesar j. tamborini duca05/06/2013 21:10:34

    En mapudungu, la lengua de la población originaria de un extenso territorio de Argentina y Chile, "anca" significa mitad de algo, de alguna cosa, y "filú" significa víbora; de modo que "ancafilú" es "mitad de víbora". Pero no hay que pensar en un significado peyorativo del apodo. Como todos saben (y los indios lo sabían)Rosas desde muy joven se destacó como un muy buen administrador, razón por la que sus primos, los Anchorena, le encargaban la administración de sus extensas tierras, sus Estancias. Una de ellas tenía por nombre "Las Víboras" y muy posiblemente los pampas pensaran que Juan Manuel era dueño de la mitad de la misma -no era descabellado al ver que él la dirigía- y de ahí a pergeñar ese apodo no había que esforzarse mucho.
    Al menos, esa es mi interpretación.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos