• Fuera los inhibidores de bomba de protones. Cuide su estómago

     

    Desde el día que me recetaron el omeprazol (Después pasé al pantoprazol), pensé siempre ¿Cómo cerrar el flujo de los jugos gástricos si son tan necesarios en todo el proceso digestivo y para cumplir el ciclo del metabolismo? (La lista de estos inhibidores de la bomba de protones se completa con los fármacos esomeprazol, lansoprazol, rabeprazol) Me los recetaron “para toda la vida” y a cada manifestación de rechazo venían los típicos argumentos con que se asusta a los pacientes… sí, claro, pero sin él!! Sin él nada, se vive y dirigiere mucho mejor, pero eso sí, sin las graves contraindicaciones que ni siquiera leemos con atención, y que bien pueden ser más de las que aparezcan en los prospectos.



    Atreverse a decir que NO a los inhibidores de la bomba de protones

    Tras muchas consultas en Internet que, sin dudas, está cambiando nuestra relación con la sanidad, pública o privada, casi diseñada por completo para expender medicamentos, cuantos más y de manera prolongada, mejor, he visto con horror que estaba ante un verdadero veneno aplicado más allá de las dos o tres semanas que, parece ser, fue para lo que se crearon, en cuadros de post operatorio y casos complejos y graves.

    El shock al dejarlo

    Meses atrás (en 2016) me quedé sin el medicamento por unos días e intenté probar dejarlo. El malestar fue enorme. Ahora, al decidir ya prescindir del que tomaba, pantoprazol, me di cuenta que debía hacerme con “herramientas” para ayudar al estómago a digerir mejor las comidas, evitar la acidez. Recordé el Almax Forte, suspensión oral de algamato. Para esos primeros días en los que, al dejar el medicamento que llevaba casi una década tomando, me vino bien ante digestiones difíciles. Casi todas concentradas en esa semana de vuelta a la normalidad. Me da la sensación que el retorno del jugo gástrico impacta en el organismo unos días, hasta volver todo a la normalidad.

    La gran ayuda, aloé vera líquido

    De las lecturas sobre este tema, noté que la recomendación más general se centraba en el aloé vera líquido. Aunque solo tomo 2 cucharadas soperas antes del almuerzo, mi comida principal del día, (Eso sí, desayuno muy bien y lo detallo en Los que desayunan bien dominan el mundo y tengo una nota y vídeo sobre Cómo preparar el ajo) Además me hice con un “cóctel de hierbas” para beber una infusión tras las comidas (aquellas que considero que difíciles de digerir) compuesta de Hinojo (deberíamos incluso comerlo casi a diario), la clásica Manzanilla, Anís verde, Hierba Luisa y Regaliz, también con muchas y sanas virtudes. Se consigue en herbolarios y locales especializados en dieta saludable ¿Saben una cosa? He podido volver a cenar sin que eso me arruine la noche. ¿Me quieren decir para qué tomaba esos medicamentos que, según comentan algunos expertos, estarían recorriendo sus últimos años de utilización, por lo menos recetados de forma continuada como se hace ahora, a la vista de sus muchas contraindicaciones? Estos compuestos prazol son los segundos más recetados en España, detrás del Paracetamol y antes que otro que bien baila, el Ibuprofeno. Hablan de unos 79 millones de euros anuales pagados por la sanidad pública.

    Las contraindicaciones que me tenían en alerta

    Ya hace un par de años leí un informe de una profesora de la Universidad Complutense de Madrid hecho para colegas, en la web No gracias. Se centró en que no se metaboliza el magnesio y la vitamina B12 en el estómago sin jugo gástrico, cuyo flujo corta el inhibidor de la bomba de protones. Luego supe de la importancia del jugo gástrico que elabora el organismo, para regular la flora intestinal, luchar contra muchos agentes infecciosos, etc. Hago notar que remarcan que la ingestión de estos comprimidos “prazol” pueden conllevar a tener insuficiencia renal… así me aparecía en todos los análisis años tras año. Los dejé de tomar y para valorar qué cambios había en mi organismo al volver a la normalidad, en una reciente analítica desapareció la insuficiencia renal! Tal como se los digo.

    Por qué di el paso adelante


    Se los cuento, me acordé de Borges y estos versos suyos: Supiste que vencer o ser vencido son causas de un azar indiferente, que la única virtud es ser valiente. Y decidí serlo en este tema, sin dejarme asustar más. Dicho todo esto… quienes quieran seguir mi proceso para dejar de depender de algo impuesto en muchísimos casos sin necesidad y que tango daño causa (Quedan más contraindicaciones, pero las leerán en los enlaces siguientes) les pido que recorran estos artículos, de los que selecciono algunos entre muchos existentes. Dispongan de tiempo, lean con atención, tomen nota, evalúen todo, háganse de antiácidos y paliativos naturales como los que mencioné u otros, etc. El mismo médico que le vino generando la receta es posible que, al verlo tan decidido, también le indique cosas, si es posible que no sea otro comprimido. Por mi parte actué, como se dice en España, a toro pasado, haciéndome responsable de mi decisión. Tras el análisis efectuado y cómo me siento, el resultado no podía ser mejor.

    Comienzo con algo que no había leído al decidir prescindir del inhibidor de la bomba de protones

    Omeprazol – infarto de miocardio En este enlace pueden leer completo el comentario del Dr Javier Cortés, cardiólogo a tiempo completo en el Hospital Internacional Medimar de Alicante, España, en su Web El cardiólogo en casa , del que anticipo esto: “Un reciente estudio de este mismo mes de junio (2015), concluye que el grupo de fármacos llamados inhibidores de la bomba de protones aumentan el riesgo de padecer un infarto de miocardio en la población general, no sólo en pacientes con alto riesgo cardiovascular o en pacientes que siguen algún tratamiento para problemas cardiacos, sino en toda la población; incluso en pacientes sin enfermedad cardiovascular conocida”

    Otros enlaces recomendables sobre los fármacos inhibidores de la bomba de protones

    Omeprazol, el protector gástrico que destruye tu salud
    Tomar estas pastillas para la gastritis, es mala idea
    Diario La Razon – España – Gastroprotectores, un abuso continuado atrofia al estómago
    Diario El Mundo – España - El peligro de abusar del omeprazol
    El Español – España – Desmontando mitos. El omeprazol no es un protector de estómago

    Vamos al blog de Miguel Jara, periodista español especializado en temas de salud y sociedad. Ha colaborado en Motivos de Actualidad, El Otro País, British Medical Journal (BMJ), Discovery DSalud, El Mundo, Interviú, La Razón, Tiempo o The Ecologist
    Miguel Jara  ¿Es verdad que omeprazol es un protector de estómago?
    Diario ABC – España – Cuidado, omeprazol puede tener efectos secundarios en el riñón
    Diario Correo – Perú ¿Consumes omeprazol? Estos son 5 efectos adversos que no todos conocen
    Pharma20 – España – Consejos y videoconsejos – Vida sana – Aliviar acidez de estómago - Omeprazol

    Recuerde que Hipócrates, hace unos 2.400 años atrás, decía que la medicina serán tus alimentos y los alimentos serán tu medicina. Aproveche a informarse, que ya nadie debe imponernos cosas porque sí.

    Termino con la entrevista a Peter Gøtzsche autor del libro “Medicamentos que matan y crimen organizado: cómo las grandes farmacéuticas han corrompido el sistema de salud“, “Nuestras sociedades sufren de una enorme sobredosis”

    Sobre las propiedades del ajo

    Biomanantial. Las propiedades del ajo
    Nuevas propiedades del Ajo – Experimentos en Castilla La Mancha - Diario ABC – España
    Sabor Mediterráneo – El ajo, la mejor medicina
    Discovery Salud – El ajo y sus sorprendentes propiedades
    Botanical – El ajo y sus propiedades – Sus contraindicaciones
    Mejor con salud – Por qué consumir ajo en ayunas
    Ajo Morado de Pedroñeras – Con denominación de origen y área de producción protegida


    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango - Radio Aldiser - Argentina Mundo  - Argentina FolkloreCanal Aldiser

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos