• Manuel J. Castilla en Argentina Folklore - Canta a Buenaventura Luna

    Y nosotros llegamos a esta nota por una serie de coincidencias, charlas, encuentros. Con Ángeles Ruibal lo nombramos pues el sábado 29 se publicaba una nota en Página 12 con la firma de Karina Micheletto, donde la colega destacaba su disco Así siento a Yupanqui entre las grandes producciones 2012 de Argentina. Se da el caso que Karina lo hacía mencionando el disco De agua y laurel de la cantante también española, Olga Román, que es un homenaje a Cuchi Leguizamón... y allí surgió el recuerdo de Manuel J. Castilla, que fue musicalizado muchas veces por el Cuchi, su paisano salteño de encontrarse a menudo en lo de Valderrama.

    Y ya me entraron ganas de contar cosas sobre Manuel J. Castilla, que nació como Atahualpa Yupanqui y Edmundo Rivero, en una casa ferroviaria, en su caso allá por Cerrillos, provincia de Salta, por donde Argentina tiene su punto más occidental en el norte, el 14 de agosto de 1918. Ya fue en Salta `La Linda´ donde hizo el secundario en el Colegio Nacional.

    Como tantos escritores y poetas argentinos, lo suyo fue también el periodismo... digamos que como medio de vida. Ha formado parte desde el comienzo del grupo literario "La Carpa" y tiene en su haber innumerables obras, la mayoría poemarios. Por citar algunos, el primero: Agua de lluvia de 1941; Norte adentro del `54... tal vez  Andenes al ocaso de 1967 por su temática, seguramente unida a la cuna ferroviaria y la vista de la vida con sensación de viaje hacia lo lejano o  Cantos del gozante de 1972. En prosa, De solo estar en 1957 y  Coplas de Salta de 1972, antología con prólogo y recopilación que le pertenece, reuniendo y comentando la obra de colegas suyos y versos propios.

    Entre 1957 y 1972 es premiado en importantes certámenes de Salta, Mendoza... y sus dos primeros premios Nacional de Poesía consecutivos del Ministerio de Educación y Cultura de la Nación, trienios 1970-72 y 1973-75 más el Gran premio de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores de 1973. Desde esos andenes que siempre lo esperaban partió el 19 de julio 1980.

    Lo estábamos recordando con la gallega Ruibal, que hasta cantó alguno de sus temas, cuando llega también desde Buenos Aires "Vallecito, el poema que Manuel J. Castilla le escribió a Buenaventura Luna"  firmada por Carlos Semorile, descendiente y divulgador de Buenaventura Luna / Eusebio de Jesús Dojorti. La misma está basada precisamente en un poema que Manuel J. Castilla le dedicó a su abuelo el 3 julio de 1955, cuando ya sus días eran contados. Tras otras consideraciones que pueden leer en su web, comenta en la introducción de los versos del salteño para el sanjuanino:

    Buenaventura Luna, el gran difusor del folklore argentino en la Capital Federal, en foto de Annemarie Heinrich

     

    "Éste es, entonces, su legado, y sus herederos son una lista de nombres siempre en aumento: una pródiga lista de nombres como añiles resplandores en el cielo de los hombres que anhelan sus versos y cantan sus canciones. Nombres de hombres como Manuel J. Castilla, capaces de escribir –sobre el cuero de una mulita- las palabras que la voz de otro gran poeta se merecía:


     

    Vallecito

    A Buenaventura Luna.
                                               
                                                      
    La canción del Vallecito
    quién la pudiera cantar,
    la madre cerca del fuego
    y el hombre dele llorar.

    Buena ventura la luna
    si vas cantando te da,
    Buenaventura la madre,
    madre y canción dónde están.

    Ay, guitarrero, guitarra,
    guitarra de lagrimear,
    San Juan ardido en las viñas
    y Huaco puro alfalfar.

    Guitarrero, guitarrero
    dónde tu voz, dónde está.
    Buena ventura lunita,
    lunita dámela ya.

    Lejos se queda mi valle
    clarito de soledad;
    el algarrobo, los vientos,
    y la canción de llorar.

    Cuando me toma la noche
    solito me sé quedar
    y a la copla sangre adentro
    le da por iluminar.

    Guitarrero, guitarrero,
    guitarra de trasnochar,
    cuando se duerma mi mano
    el vino te tocará.

    Buena ventura la luna,
    Buena ventura te dá,
    dame tu buena ventura
    lunita y tu claridad.

    Castilla
    Bs. Aires 3 Julio 55"


    El destino jugó las cartas como siempre y al final la nota sobre Manuel José Castilla, el hijo de un ferroviario nacido en Cerrillos, Salta, a quedado hecha y enhebrada a esa figura del folklore y la tradición argentina que es Buenaventura Luna. Dejemos que el poeta salteño llegue con su voz para recitarnos "La Casa"

    Eduardo Aldiser
    Argentina Mundo recordando a los grandes poetas argentinos

    Compartir en

    Lista de comentarios

    sandra marrupe07/04/2013 04:02:07

    hola. esta muy buena la publicacion sobre castilla. queria preguntarte si leiste de Castilla " poemas- antologia" de editorial america latina; y si lo pudiste anaalizar con sus cutros niveles de anlisis de la poesia. te lo pregunto asi comparamos.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos